Metrovacesa - ¿Por qué comprar una vivienda?

Noticias Sectorales, Análisis

¿Por qué comprar una vivienda?

Tras años difíciles, el auge del sector del ‘ladrillo’ se ha convertido en una realidad, según el índice del diario Expansión. Los promotores inmobiliarios son realistas y tienen ganas de trabajar en un sector en pleno crecimiento y con buena proyección. Pero hay más elementos que han cambiado. Aunque España siempre ha sido un país de ‘propietarios’, con la llegada de los millenials al mercado inmobiliario, vemos que en las generaciones más jóvenes empieza a haber cierta duda. ¿Vale la pena invertir en una casa en propiedad?

Hoy en día, con los trabajos más flexibles y la enorme movilidad geográfica a nuestra disposición, no todo el mundo se imagina viviendo toda la vida en la misma vivienda o en la misma ciudad. ¿Pero quién dijo que comprar significa perder posibilidades? Comprar una vivienda también significa poder alquilarla o venderla, llegado el momento oportuno de hacer un cambio. Alquilar o vender una propiedad incluso, abre la posibilidad de recibir ingresos sin perder ninguna inversión inicial, hasta ganar dinero cuando sube de valor en el largo o medio plazo.

Como dice Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa: “Todo depende de las necesidades personales y de la situación del mercado inmobiliario en un momento determinado”. El consejero delegado de Anticipa Real Estate, Eduard Mendiluce, explica la necesidad actual: afirma que lo que más quieren los millennials es ir ligeros por la vida, tanto en el aspecto financiero como en el laboral. Esta idea parece haberse convertido en una filosofía, hasta convertirse en un criterio utilizado en varias situaciones cruciales de la vida, como en el momento de elegir dónde y cómo vivir.

La pregunta es si verdaderamente el alquiler supone un riesgo reducido. A pesar de su poca inversión inicial, el alquiler no resulta una opción sin riesgo de cara al futuro. Aunque la sociedad podría haber cambiado, la vivienda sigue siendo la manera de ahorrar por excelencia para tener un patrimonio. Comprar una vivienda supone pensar en los años que seguirán, una medida que asegura gozar de tranquilidad para uno mismo y para la familia. Además, al pagar la hipoteca, ninguna parte del capital inicial se pierde, de modo que, a largo plazo, la inversión inicial de la compra permitirá amortizar los gastos en cualquier caso.

¿Y el mercado? ¿Estamos en un momento rentable para comprar? Como afirma Expansión: “Estamos en un momento en el que el mercado inmobiliario se está recuperando: los pronósticos descartan nuevas caídas y apuntan incluso a un incremento progresivo de los precios en un rango anual de hasta el 5%, impulsado por los bajos costes de financiación y el ciclo económico”. Mientras el alquiler se está convirtiendo cada vez más en una aventura complicada y cara, los tipos de interés “están en mínimos históricos, ampliando la oferta de hipotecas competitivas”. En este contexto, la compra resulta mucho más beneficiosa que el alquiler.

Tener una vivienda propia da la libertad para personalizar la vivienda al máximo, hacerle un sitio verdaderamente tuyo, en el que realmente se puede estar a gusto. Quizá querrás hacer reformas, cambiar el color de las paredes, o adaptar la distribución de tu propia vivienda. El comprar te dará la libertad de ajustar el hogar a tu propio estilo, sin perder el dinero que has invertido en ello ni la posibilidad de tener que dejar tu hogar por una decisión que no sea la tuya. En Metrovacesa queremos construir hogares pensados en tu estilo de vida, y estaremos aquí para acompañarte durante todo el proceso.

Anterior: viviendas en Barcelona