Metrovacesa - El regreso de Metrovacesa constituye un símbolo de la recuperación del mercado inmobiliario

Análisis

El regreso de Metrovacesa constituye un símbolo de la recuperación del mercado inmobiliario

Como si se tratase de una celebración de cumpleaños, Metrovacesa regresará a Bolsa a principios del año que viene, cuando se cumple el centenario de su fundación. Tras un periodo de obligado saneamiento, la compañía protagonizará la mayor OPV que se espera en 2018 e iniciará una nueva etapa como la gran constructora de vivienda de España. La inmobiliaria, que está controlada en un 70,2% por Santander, un 20,5% por BBVA y un 9% por Popular, cuenta con una cartera que superará previsiblemente los 2.600 millones (sin contar con posibles aportaciones de Popular), lo que la convertirá en la principal empresa del sector, incluso por delante de la cotizada Neinor, que dispone de una capitalización de 1.480 millones.

El regreso de Metrovacesa constituye, además del valor de la propia operación, un símbolo de la recuperación del mercado inmobiliario en España, tras una profunda debacle y una larga travesía en el desierto. Su reestreno coincidirá con la salida a Bolsa de Vía Célere, promotora del fondo Värde Partners, y se producirá poco después del desembarco de las primeras inmobiliarias en estrenarse en el parqué en una década: Neinor Homes, que lanzó su OPV en marzo, y previsiblemente Aedas, del fondo Castlelake, que tiene como objetivo hacerlo a finales de este año. Todas ellas constituyen signos inequívocos de recuperación y fortalecimiento, así como de oportunidades de inversión en un sector que fue víctima de sus propios excesos y del efecto de una crisis devastadora, y que debe ahora afrontar el reto de un crecimiento racional y sostenible.

Metrovacesa es un ejemplo de proceso de recapitalización empresarial llevado a cabo con éxito, tras la OPA de exclusión que sufrió la promotora en 2012 y que la apartó del parqué tras 50 años cotizando en Bolsa. La estrategia adoptada en 2016 –que supuso disgregar el negocio no residencial, que pasó a la socimi Merlin, y focalizarse en el de construcción de vivienda– y el saneamiento llevado a cabo en los últimos años culminará en esta operación bursátil con la cual la compañía encara una nueva etapa de futuro.

 

Fuente: El País