Metrovacesa - Viviendas de los nuevos reyes inmobiliarios

Análisis

Viviendas de los nuevos reyes inmobiliarios

 

Tras años de parón en la construc­ción, la puesta en marcha de nuevas inmobiliarias, asi como la recupera­ción de la economía española, han provocado el regreso de grúas a la promoción residencial.

Entre los protagonistas de esta nueva etapa, destacan las inmobi­liarias impulsadas por grandes fon­dos de inversión internacionales como Lone Star o Värde. Entre ellas, figuran tanto nuevas compa­ñías creadas con miles de millones inyectados por fondos de inversión, como es el caso de la cotizada Neinor Homes y Aedas (que tiene pre­visto salir a Bolsa antes de final de año), y empresas lanzadas durante la crisis e impulsadas por estos in­versores, como son Vía Célere, Aelca y Gestilar.

En el caso de Neinor, su cartera de suelo asciende a más de 1,35 millones de metros cuadrados, con 4.800 vi­viendas (incluyendo comercializa­ción, construcción y promociones lanzadas), mientras que Aedas acu­mula 13 millones de metros cuadra­dos residenciales y 1.699 viviendas en construcción.

Con una facturación de más de 114 millones de euros en 2016, Vía Céle­re suma 144 proyectos en cartera y 16 promociones en comercializa­ción; mientras que Aelca y Gestilar preparan el lanzamiento de más de 1.500 y 1.000 viviendas, respectiva­mente.

Junto a estas nuevas compañías, cobran cada vez más protagonismo algunas de las empresas históricas del sector. Este es el caso de Metrovacesa que, con Santander y BBVA como accionistas, acaba de cerrar una ampliación de capital no dineraria que le permitirá construir 38.735 viviendas en los próximos
años. Otra histórica que regresa a la promoción es la filial inmobiliaria de Acciona que, tras desarrollar más de 9.000 viviendas en sus 25 años de historia, comercializa aho­ra más de 1.000 unidades.

Lo mismo ocurre con otras in­mobiliarias de las clásicas, como Amenabar, Habitat y Quabit, que aprovechan su experiencia para lanzar proyectos con sus amplias carteras de suelo. Estas inmobilia­rias han apostado por centrar sus proyectos en ubicaciones con gran demanda como son zonas consoli­dadas de Madrid y localidades limí­trofes como Alcobendas y San Se­bastián de los Reyes, así como en áreas de la Costa del Sol, donde compradores nacionales e interna­cionales buscan una segunda resi­dencia.

 

Anterior: viviendas en Barcelona