ANTERIOR

Estatutos de comunidad de propietarios: qué debes saber

4 mins de lectura

29 marzo, 2021

Seguro decenal de una vivienda ¿Qué cubre?

4 mins de lectura

29 marzo, 2021

Seguro decenal: Se trata de una póliza que tienen que contratar con obligatoriedad las empresas promotoras o constructoras de vivienda nueva y a la que tiene que prestar especial atención el comprador.

Los seguros más habituales y conocidos por los usuarios, son los del coche o de la casa, que nos cubren en caso de accidentes, golpes, roturas, incendios, desperfectos, etc.

Pero en el sector inmobiliario, además de los seguros del hogar o los de vida, que por lo general suelen ir ligados a la hipoteca, existe otro denominado seguro decenal y es importante saber qué es y qué cubre cuando vamos a comprar una propiedad de nueva construcción.

¿Qué es un seguro decenal?

seguro decenal

El seguro decenal es un seguro de carácter obligatorio que deben contratar las constructoras o promotoras inmobiliarias al afrontar un proyecto de nueva edificación que luego comercializarán. Es decir, no se trata de una póliza de la que deba hacerse cargo el comprador de una vivienda, pero sí es importante que constate que esa póliza existe por parte del responsable o los responsables de la construcción (promotoras, constructoras, arquitectos, etc.).

¿Por qué? Porque la póliza del seguro decenal deja cubiertos los posibles desperfectos o ruinas que puedan surgir en los inmuebles por un periodo de diez años (de ahí su nombre). Será entonces clave a la hora de reclamar si esto sucede.

La Ley de Ordenación de la Edificación (LOE) del año 1999 es la que establece, en su artículo 19, la obligatoriedad de contar con este seguro en aquellas edificaciones cuyo fin principal sea su uso como vivienda. Y prevé que el tomador del seguro sea el promotor, aunque habilita la posibilidad de que acuerde con el constructor para que sea el segundo quien asuma esta figura contractual.

que es un seguro decenal

La obligatoriedad se hace efectiva porque es un requisito indispensable para poder inscribir la obra nueva en el Registro de la Propiedad. Traducido a términos prácticos, sin estar inscrita la obra, el promotor o constructor no pueden obtener financiación hipotecaria ni comercializar las propiedades.

Vale aclarar que no es una póliza que deba contratar un autopromotor que vaya a construir su vivienda unifamiliar para uso propio. Ni tampoco se trata de uno de esos seguros multirriesgos que cubren a los compradores del incumplimiento de las obligaciones del promotor.

¿Qué cubre un seguro decenal?

Podemos empezar por aclarar que el seguro decenal no cubre los daños o deterioros ocasionados por el paso del tiempo. Es una póliza destinada a lo que coloquialmente se conocen como defectos de fábrica.

En cuanto a lo que sí cubre, conviene dividirlo por plazos, según lo que establece la LOE:

  • Los defectos en los acabados o terminaciones de la obra, por un plazo de un año.
  • Los defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que incumplan los requisitos de habitabilidad, por el plazo de tres años.
  • Los daños provocados por vicios o defectos que afecten a la cimentación, vigas, soportes, forjados o todo aquello que comprometa la resistencia mecánica o estabilidad del edificio, por un plazo de diez años.

Con esta póliza, la compañía de seguros responde por el promotor o constructor ante el comprador y lo indemniza con una serie de garantías básicas. Luego cada compañía puede ofrecer, según lo contratado, garantías adicionales.

Pero entre las compañías aseguradoras y las empresas constructoras suele surgir otra instancia: las Oficinas de Control Técnico (OCT). Se trata de empresas de ingeniería y/o arquitectura que se dedican al control de la calidad del proyecto y a valorar sus distintas fases de ejecución. Muchas aseguradoras solo asumen los riesgos si la obra ha sido supervisada por una OCT.

¿Cuánto cuesta hacer un seguro decenal?

fachada de vivienda

El precio del seguro decenal depende, por supuesto, del tipo de obra a asegurar: pisos en edificios, chalets adosados o chalets individuales, por ejemplo. El capital con el que se va a asegurar debe de ser el 100% del costo final de la obra, incluyendo IVA y honorarios.

En lo que respecta a las tasas y las primas para edificios de viviendas, el coste podría resultar de aplicar el 0,55 % sobre el valor de la construcción. En cuanto a las casas unifamiliares, en cambio, sería alrededor del 0,70%.

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE

Tipos de usos del suelo