ANTERIOR

Distribución de la cocina ¿cuál elegir?

4 mins de lectura

14 septiembre, 2020

Consejos antes de instalar una piscina desmontable

4 mins de lectura

14 septiembre, 2020

Las altas temperaturas estivales invitan a buscar el frescor más allá de aires acondicionados y ventiladores.

En este sentido hay propuestas para todos los gustos, cada una de ellas con sus propias ventajas e inconvenientes. Si el espacio lo permite las piscinas de obra son las más populares, aunque, en los últimos tiempos, también han proliferado las piscinas prefabricadas, tipo playa, desbordantes… Pero si hay una solución fácil de instalar y que destaca por suponer una inversión bastante menos costosa que el resto, esas son las piscinas desmontables.

Piscinas desmontables, qué debes tener en cuenta para su instalación

Piscinas desmontables

La sencillez es una de las señas de identidad de la instalación de una piscina desmontable con respecto a otras versiones. Sin embargo, antes de ponerse manos a la obra, es interesante tener presentes ciertos aspectos básicos. Lo primero que debes saber es que existen distintos tipos de piscinas desmontables:

  • piscinas hinchables: más económicas, pero también son las más delicadas.
  • piscinas tubulares: con una estructura de tubos de plástico o acero.
  • piscinas de PCV: de plástico reforzado, son más resistentes.

En lo que respecta al mantenimiento, las principales diferencias las encontramos en las tareas una vez finalizados los meses de baño. Para estos períodos existe la posibilidad de dejar la piscina montada, con lo que debería dejarse llena de agua aplicando los productos adecuados para su conservación e incluir un cobertor para piscinas; o desmontarla, con lo que habría que seguir el proceso inverso a su montaje y almacenar cada componente limpio y seco para tenerlos listos la próxima temporada.

En todo caso, antes de instalar una piscina desmontable, tampoco está de más atender a las siguientes recomendaciones.

1- Elige una buena ubicación

El primer paso para la instalación de una piscina desmontable no podía ser otro que elegir bien el terreno. Una mala localización puede ir en contra de la conservación de la misma, lo mismo que instalarla debajo de zonas de árboles puede suponer que hojas, ramas y similares ensucien con mayor facilidad el agua.

Piscinas desmontables

Volviendo al terreno, lo ideal es apostar por una superficie firme y resistente. Si piensas en colocarla en zonas como terrazas o azoteas, asegúrate de que estas soportarán el peso de la piscina una vez esté llena. En todo caso, es importante que esté ubicada en las proximidades de una zona con toma de agua, desagüe y luz para facilitar, tanto las tareas de llenado y vaciado de la misma, como el funcionamiento del equipo de filtrado, esto es, la depuradora.

2- Prepara el terreno

Con la localización clara será el momento de preparar el terreno, un paso clave antes de la instalación de una piscina desmontable. Nada de ramas, piedras o raíces en su superficie. La zona debe estar nivelada y ajustarse al propio diseño de la piscina.

Redonda, ovalada, rectangular… Sea cual sea la forma y dimensiones del vaso, la inconsistencia del terreno o unas condiciones inapropiadas del propio suelo pueden ocasionar daños en la piscina que resulten irreparables.

3- Una cuestión de espacio

Para que la instalación de una piscina pueda hacerse correctamente, no solo importa que sea una zona soleada en un terreno firme o que disponga de tomas de agua y luz. También es importante calcular bien la superficie.

A la hora de preparar el terreno no hay que limitarse al tamaño de la piscina propiamente dicho. Con independencia de su forma, hay que ampliar el radio para contar con cierta movilidad que permita desarrollar el montaje sin agobios y con garantías.

Piscinas desmontables

4- La instalación apropiada para cada tipo de piscina

Ya hemos comentado que, dentro del capítulo de piscinas desmontables, existen diferentes tipos. No es lo mismo la instalación de una piscina hinchable que la instalación de una piscina tubular aunque las recomendaciones previas afectan a todas por igual. Eso sí, llegado el momento de instalar sus componentes hay que seguir escrupulosamente las recomendaciones de los fabricantes para no llevarse sorpresas.

En el caso de contar con un revestimiento de liner, por ejemplo, hay que tener cuidado de no dañarlo al sacarlo de su caja, así como atender a los detalles para garantizar una óptima colocación. Si en el momento de llenado observamos que el agua no se reparte uniformemente es posible que el terreno no esté bien preparado y haya que volver al punto de partida.

5- Asesoramiento experto

La mayor o menor facilidad para la instalación de una piscina desmontable dependerá, en buena medida, del tipo elegido, lo mismo que la duración del montaje. En cualquier caso, ante la duda conviene recurrir al asesoramiento de los expertos para poder disfrutar de baños refrescantes con todas las garantías.

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE

Decoración de interiores: estilo industrial