ANTERIOR

¿Cómo decorar una habitación infantil?

5 mins de lectura

20 septiembre, 2022

¿Cómo elegir un césped artificial para tu terraza?

5 mins de lectura

20 septiembre, 2022

El césped artificial es una opción perfecta y económica para crear un ambiente natural y primaveral en tu terraza. Sus diferentes características, cada vez más parecidas al césped natural, lo hacen idóneo para cubrir grandes o pequeñas superficies, dando un toque de calidez extra a tu hogar. ¿A quién no le gusta andar descalzo sobre la hierba o que los niños jueguen despreocupadamente en un suelo mullido? Poner césped en la terraza es sencillo, aunque hay que saber elegir el que se adapte al espacio y a las necesidades de cada uno, así como los pasos esenciales para su mantenimiento.

Ventajas e inconvenientes del césped artificial

Con productos cada vez más sofisticados en sus acabados, las ventajas de colocar césped artificial en la terraza son muchas:

  • Hecho con fibras plásticas de distintos colores, tiene un diseño cada vez más parecido al césped natural y, además, es muy fácil poner el césped artificial en la terraza.
  • Está siempre verde y en perfecto estado. No depende de las estaciones o inclemencias del tiempo.
  • Es más resistente al paso del tiempo, dado que está realizado en material sintético y su conservación no depende de las condiciones climatológicas. El césped sintético de alta calidad se presenta además con protección contra los rayos UV y otras inclemencias, lo que alarga su vida útil en perfectas condiciones.
  • Es perfecto para decorar todo tipo de espacios: desde interiores hasta terrazas grandes y pequeñas. Puede además colocarse sobre todo tipo de materiales y combina tanto con una terraza de madera como con un interior de microcemento.
  • Su mantenimiento es mucho menor y tiene consiguientemente menos costes. 
  • Es además un material seguro y sostenible, ignífugo y antialérgico.

Los inconvenientes de poner césped artificial en tu terraza también existen, aunque son mucho menores:

  • El coste inicial es mayor que con el césped natural, pero su durabilidad es más larga y su mantenimiento muy económico.
  • Colocar césped artificial en la terraza tiene el inconveniente de que se pierde la agradable sensación que se obtiene al caminar sobre un césped fresco, así como la del olor a hierba mojada o recién cortada.

Consejos para elegir un césped artificial para la terraza

Para poder elegir el mejor césped artificial para una terraza se debe tener en cuenta el lugar donde se va a colocar y el uso que vaya a darse a ese espacio. A ello se suma el gusto personal y el presupuesto a la hora de elegir uno u otro modelo.

Los dos aspectos fundamentales a la hora de elegir son la base y la altura de la fibra.

  • La base del césped artificial suele ser de látex, un material ideal para los climas templados y para su uso en zonas de poco tránsito o de carácter decorativo; o de poliuretano, mucho más resistente, apto para todo tipo de climas, sostenible e ideal para terrazas.
  • La altura de las fibras es determinante en relación al uso: pueden encontrarse fibras que oscilan entre los 20 y 40 milímetros de altura. Las más cortas (20 milímetros) son las más económicas, pero también aquellas que resisten menos el tránsito continuo. La sensación a la hora de pisarlas difiere notablemente del césped natural. Las más largas (a partir de 40 milímetros) ofrecen un tacto mullido y son ideales para zonas de tránsito y uso intensivo. El césped artificial con las fibras largas es perfecto para quien quiere una experiencia lo más parecida posible al césped natural.

Otros aspectos a tener en cuenta son el color, la forma y la textura del césped artificial. Las fibras de plástico pueden tener diferentes colores y tonalidades. Cuantas más tonalidades de verde y marrón incluya, más parecida será su apariencia al césped natural, pero también mayor su precio. Las opciones más económicas suelen presentar una única tonalidad de verde uniforme.

La textura se basa en la densidad de fibras cosidas a la base. Cuanto mayor sea la densidad de las fibras, mejor será su calidad y durabilidad, aun en espacios de mucho tránsito. La sensación será también mucho más mullida y parecida al natural. Unas 25.000 puntadas de densidad por metro cuadrado se considera una calidad óptima, pero en ocasiones una densidad menor, cercana a las 12.000 puntadas y combinada con otros factores, puede resultar también en una calidad adecuada.

La forma de las fibras y su uniformidad a la hora del cosido también influyen en el aspecto final. A mayor irregularidad mayor parecido, dado que la hierba no crece de igual manera a lo largo de todo el césped.

Consejos para el mantenimiento del césped artificial de la terraza

El mantenimiento del césped artificial instalado en la terraza es sumamente sencillo. Basta que se sigan tres recomendaciones básicas:

  • Cepillar en sentido contrario a las fibras de manera frecuente para retirar la suciedad acumulada y revitalizar el césped.
  • Regar con agua de manera ocasional para quitar el polvo y refrescarlo. El césped artificial incorpora un sistema de drenaje que evita encharcamientos.
  • Utilizar de forma periódica un detergente de tipo neutro para evitar la proliferación de ácaros y bacterias, así como para higienizar todo el conjunto.

Promociones cerca de ti

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa