Metrovacesa - ¿Cocinas sin azulejos o con azulejos?

Noticias Sectoriales

¿Cocinas sin azulejos o con azulejos?

Hace tiempo que la cocina dejó de ser un espacio relegado a un segundo plano por su naturaleza práctica para convertirse en un lugar con personalidad propia dentro de tu hogar.

Las construcciones modernas apuestan por diseños que hacen de esta habitación de la casa auténticos puntos de encuentro que, en muchas ocasiones, se integran con el resto de las estancias apostando por la eliminación de las paredes o, sencillamente, dotándolas de una decoración que da continuidad al proyecto de interiorismo del resto de la casa.

Es, precisamente, en el capítulo de los revestimientos de las paredes donde puede plantearse tu debate ¿cocina sin azulejos o con azulejos? La cuestión no es baladí y es que, tu personalidad, presupuesto y gustos particulares tendrán mucho que decir al respecto.

Aunque las cocinas alicatadas continúan siendo grandes protagonistas, lo cierto es que cada vez son más populares las cocinas sin azulejos. ¿Cómo tomar, entonces, la decisión? Aquí mostramos algunas claves que pueden ayudarte con la tarea.

Cocinas alicatadas: tipos de azulejos

Si las cocinas sin azulejos no van contigo, pero tampoco quieres caer en los diseños tradicionales de cocinas alicatadas que te recuerden a la de tus abuelos, estás de suerte. En lo que a tipos de azulejos se refiere, la evolución ha sido notable. En la actualidad hay materiales y diseños adaptados a diferentes estilos y cocinas. Los tipos de azulejos más populares son:

1. Azulejos de cerámica

Son todo un clásico y una de las opciones más económicas en materia de tipos de azulejos. Puedes encontrarlos en múltiples versiones: con texturas, colores, distintos tamaños… Uno de sus principales atractivos es que su superficie no es nada porosa por lo que te resultará muy fácil limpiarlos.

2. Azulejo rectificado

Han ido ganando protagonismo en el diseño de cocinas alicatadas reducen al mínimo la presencia de juntas. En los últimos tiempos, se han sumado a sus acabados lisos en múltiples colores, versiones con relieves capaces de trasladar a tu cocina un atractivo singular. Eso sí, su precio es más caro.

3. Gresite

Es un material relativamente nuevo y, como el caso del azulejo rectificado, los resultados estéticos son de lo más seductor. El principal inconveniente es que, dada la cantidad de juntas que tiene este material, tiende a ensuciarse más fácilmente.

4. Gres normal o porcelánico

Dureza y resistencia son dos de las señas de identidad que caracterizan a este tipo de azulejos, una alternativa que puedes encontrar en multitud de colores y texturas.

elementos cocina con azulejos

Cocinas sin azulejos: alternativas

Pese a que la amplia variedad de tipos de azulejos mantiene a las cocinas alicatadas como una de las opciones más populares, las corrientes contemporáneas apuestan por introducir otro tipo de revestimientos. Las cocinas sin azulejos son una opción perfecta si quieres darle a la tuya un aire singular. ¿Cómo conseguirlo? Hay alternativas para todos los gustos:

1. Revestimientos de piedra natural

Es ideal para trasladar a tu cocina el encanto del estilo rústico. Lo mismo ocurre con el ladrillo visto que, por otro lado, puedes combinar con un mobiliario moderno o instalaciones a la vista para imprimir a tu cocina cierto aire industrial.

2. Papel pintado para cocinas

Es otra de las alternativas para cocinas sin azulejos y no, no tiene nada de anticuado. Los motivos que puedes encontrar en la actualidad te permitirán crear atmósferas muy contemporáneas, incluso, empleándolo en la zona de cocina propiamente dicha.

fuegos cocina moderna

Tendencias

Tanto si te decantas por los diseños de cocinas alicatadas como si prefieres cocinas sin azulejos, no está de más echar un vistazo a las últimas tendencias. Como decíamos, los diferentes tipos de azulejos (así como ventajas indiscutibles como su resistencia o fácil mantenimiento) han perpetuado esta estética en las cocinas, aunque los diseños más contemporáneos apuestan por los azulejos rectificados de grandes dimensiones, los mosaicos o las texturas para crear atmósferas modernas e inspiradoras, frente a las fórmulas más tradicionales.
También han ganado en popularidad los acabados que imitan a otros materiales. Por ejemplo, hoy en día puedes trasladar a tu cocina la calidez de la madera con unos azulejos de cerámica que imiten sus acabados o servirte de azulejos hidráulicos para darle un toque tradicional.
¿Cómo es tu cocina ideal? ¿Con o sin azulejos?

Anterior: viviendas en Barcelona