ANTERIOR

Persianas automáticas: domótica para controlar la luz de tu hogar

5 mins de lectura

25 junio, 2020

Cuáles son las plantas de interior más fáciles de mantener

5 mins de lectura

25 junio, 2020

Las plantas son sin duda uno de los elementos más efectivos de una buena decoración, por no hablar de los beneficios que aportan a nivel anímico. Pero su mantenimiento se puede convertir en todo un reto para quienes tienen ‘poca mano’ para estos seres vivos a los que cuesta renunciar.

¿Tus macetas tienden a marchitarse con frecuencia? ¿No consigues que tus flores luzcan como en las revistas de decoración? ¿Necesitas una planta de interior más resistente para tu salón? Aquí tienes una selección de plantas de interior de fácil mantenimiento con las que podrás presumir de frescura e inspiración en tu hogar sin demasiados esfuerzos

Las cintas, un clásico en toda la casa

Son un clásico entre las plantas de interior y es que, esta especie sudafricana, conocida como malamadre o lazo de amor, es de las más agradecidas. Para su mantenimiento basta con que tengas presente que no necesitan una exposición directa al sol y que habrás de adaptar el riego a la época del año. En invierno, una vez a la semana será suficiente mientras que en verano debes incrementar la frecuencia a dos o tres veces a la semana.

Su porte colgante también te dará pistas sobre cómo se encuentra. Si ves que las puntas de sus hojas están secas, lo más probable es que le falte algo de riego o te estés pasando con su exposición a la luz. Por lo general se adaptan bien a todo tipo de ambientes y si les prestas un mínimo de atenciones, estas plantas de interior son unas de las más duraderas que puedes incorporar a tu hogar.

El potus o pothos

Plantas de interior

Otro clásico de las plantas de interior de fácil mantenimiento es el potus o pothos. Como en el caso de las cintas suelen colocarse en maceteros colgantes ya que son de rápido y continuo crecimiento.  De hecho, no es extraño apostar por esta especie a modo de planta trepadora.

Sus exuberantes hojas con forma de corazón son altamente decorativas, además debes saber que se trata de una planta de interior famosa por su longevidad y su capacidad para purificar el aire. Un buen drenaje, el riego justo y luz solar indirecta y ¡voilà! Frescura e inspiración durante años para tu hogar.

Costilla de Adán, la más fotografiada

Puede que su nombre informal o su denominación clásica (monstera deliciosa) no te digan nada, pero lo cierto es que esta variedad tropical es una de las plantas de interior más populares. La singular forma de sus hojas es inconfundible, aunque también es una de las cuestiones que debes tener presente para su mantenimiento. Al contrario que otras variedades, no es precisamente una de las plantas de interior de más fácil mantenimiento, aunque tampoco excesivamente complicada.

Solo debes procurar que no reciba luz solar directa demasiado tiempo, colocar una guía para mantener sus hojas hacia arriba, mantenerla bien hidratada y ubicarla en un lugar con espacio suficiente para que se desarrolle apropiadamente.

Cactus

Plantas de interior

Pero si hay unas plantas de interior de fácil mantenimiento que están de moda esas son las suculentas. La familia que acoge a los cactus es perfecta si no quieres arriesgarte y tampoco dedicar demasiadas atenciones al capítulo de la vegetación. Mucha luz y riego esporádico es todo lo que necesita el cactus, una variedad considerada entre las plantas de interior más resistentes del mundo vegetal.

El agua se almacena en su tronco y en invierno pueden aguantar hasta 10 y 12 días sin regarse. En verano, la frecuencia debe ser un poco menor, pero pueden pasar más de una semana entera sin recibir nada de agua.

Drácena de hoja fina

Entre las plantas de interior más resistentes y longevas la drácena de hoja fina es otro de los clásicos. Elegancia y robusta a la vez comparte con el pothus su especial carácter purificador. No es solo que sus atractivas hojas verdes perfiladas de rojo resulten de lo más decorativas, sino que según los expertos, es perfecta para filtrar ciertos gases propios de la contaminación.

¿Sabías que esta planta de interior puede alcanzar los cuatro metros de altura? No es la única curiosidad de esta especie que, además, es venenosa para gatos y perros. No es muy amiga del frío y basta con un riego regular para mantenerla en perfectas condiciones.

Aloe Vera

Plantas de interior

Otra de las variedades de moda entre las plantas de interior es el Aloe Vera. Sus propiedades curativas son una de sus señas de identidad. Desde quemaduras a eccemas, pasando por rojeces ocasionadas por el sol son muchas las lesiones de la piel que puedes tratar con su esencia.

Esta planta medicinal es, además, muy agradecida en lo que a cuidados se refiere y es que basta una buena luz y un riego moderado (similar al de los cactus) para mantenerla en perfectas condiciones.

Tronco de Brasil

Completando el repaso de plantas de interior de fácil mantenimiento no puede faltar el tronco de Brasil. El llamado ‘palo del agua’ puede alcanzar un tamaño considerable si lo cuidas bien y, en este sentido, solo has de evitar la luz del sol directa y el exceso de riego. Eso sí, sus largas hojas verdes agradecen la humedad por lo que un par de veces a la semana puedes pulverizarlas para que luzcan su mejor versión.

¿Te atreves a poner a prueba tu ‘mano’ con alguna de estas plantas de interior?

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE

El cortijo andaluz: cómo es este tipo de construcción