ANTERIOR

Cómo saber si una vivienda tiene carga hipotecaria

4 mins de lectura

16 febrero, 2021

Licencia de segunda ocupación: cuándo y cómo solicitarla

4 mins de lectura

16 febrero, 2021

Se trata de un trámite más o menos sencillo que tiene que realizar el comprador de una vivienda de segunda mano y que es necesario en algunos otros casos también.

El papeleo al comprar una vivienda parece interminable. Por eso, siempre es conveniente tener bien claros todos los trámites que debemos realizar, así como también la finalidad de cada uno de ellos. En el caso de la adquisición de una propiedad de segunda mano, uno de los documentos que tenemos que gestionar es la licencia de segunda ocupación.

Se trata de un trámite del que se debe ocupar sí o sí el comprador del inmueble. Aunque también es de tramitación obligada en varias circunstancias. Hay algunas cuestiones a tener en cuenta en torno a este importante certificado, como su precio, para qué sirve o en qué casos, cómo y dónde solicitarlo. Pero definamos en primer término a qué nos referimos cuando hablamos de licencia de segunda ocupación.

Qué es una licencia de segunda ocupación

La licencia de segunda ocupación es el documento oficial que acredita que la vivienda de segunda mano que acabamos de adquirir reúne todos los requisitos necesarios para ser habitable. Podemos decir que es el equivalente a la cédula de habitabilidad que se tramita cuando se trata de la compra o la construcción de un inmueble nuevo. De hecho, es bastante habitual confundir estos dos documentos, por sus semejanzas, solo que la de segunda ocupación se pide ante cambios en la propiedad o morfología del inmueble.

camión

Se trata de una especie de examen o test de calidad que cualquier piso o casa tiene que aprobar para que pueda vivir gente en su interior. Los parámetros que se miden varían en cada localidad, pero todos tienen que ver con la seguridad, la higiene y la salubridad de la casa.

En la licencia de segunda ocupación queda constancia de:

  • la ubicación de la propiedad en cuestión
  • su superficie útil (más de 20 metros cuadrados para pisos posteriores a 1984)
  • el número de habitaciones y de otras estancias y espacios de los que consta (dotación de cocina y baño)
  • su umbral máximo de ocupación o la identificación
  • titulación del profesional que ha certificado su habitabilidad.

Estos apartados incluyen también ítems tales como que la casa esté inscrita como tal (no como garaje, trastero, caseta, etc.), que tenga instalación de agua fría/caliente, electricidad e iluminación y sistemas de evacuación de líquidos residuales y de ventilación.

Cómo y dónde solicitar la licencia de segunda ocupación

Solicitar la licencia de segunda ocupación es una tramitación que depende de las comunidades autónomas. Por eso, según en qué región de España compremos la vivienda de segunda mano tendremos o no que solicitarla y se denominará de una manera específica.

licencia de segunda ocupacion

En comunidades como Madrid, Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, País Vasco y Aragón, por ejemplo, no es necesaria. Luego, en el resto de regiones en las que sí hacen falta, su nombre (renovación de cédula de habitabilidad o de licencia de primera ocupación, por ejemplo) y tramitación depende de cada ayuntamiento.

Para empezar este trámite, el propietario debe contactar con un aparejador o arquitecto acreditado, que elabore un informe sobre el estado del inmueble y estampe su firma en él para que tenga validez, conociendo de antemano los requisitos que exigirá la administración local donde deba ser presentado. Una vez finalizado, hay que llevarlo a la oficina del ayuntamiento correspondiente y esperar a que el municipio expida el documento.

¿Cuánto cuesta una licencia de segunda ocupación?

En el caso de que la vivienda se sitúe en una de las comunidades autónomas que exigen este documento, el trámite puede oscilar entre los 100 y los 300 euros, aproximadamente. Pero, por lo general, el precio medio de una licencia de ocupación lo podemos situar en torno a los 200 euros.segunda ocupación

Llegados a este punto, nos falta todavía aclarar en qué casos es requisito indispensable obtener este tipo de licencia, ya que no solo le hará falta al comprador de una vivienda de segunda mano para el cambio de titularidad de los servicios como agua, luz o gas.

En las comunidades autónomas en las que está vigente esta normativa -cada una con sus especificidades- también se exige la licencia de segunda ocupación para alquilar la propiedad. Otro contexto posible en el que es obligatorio este trámite es el de querer transformar un local comercial en vivienda o viceversa. O en el caso de casas rurales o apartamentos turísticos, por ejemplo, para inscribir el inmueble en el registro turístico.

En algunas ocasiones, la licencia de segunda ocupación hay que solicitarla también cuando la vivienda cumpla una determinada cantidad de años desde que fue construida.

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
Guías

4 mins de lectura

3 noviembre, 2020

Guías

4 mins de lectura

13 abril, 2021

SIGUIENTE

Qué es el impuesto de plusvalía de una vivienda