ANTERIOR
4 Beneficios para la salud de vivir en una casa junto al mar

5 mins de lectura

15 abril, 2019

Cambiar de casa o cómo hacer una mudanza y no morir en el intento

5 mins de lectura

15 abril, 2019

Desde el transporte de muebles a los días libres por mudanza, cambiar de casa es una decisión en la que debes tener en cuenta múltiples factores


Cambiar de casa no es tarea sencilla. No importa que la decisión venga motivada por una reciente compra, la finalización del contrato de alquiler en tu coqueto apartamento del centro o un cambio de casa por motivos laborales. Con independencia de las causas, solo pensar en cómo hacer una mudanza tiende a venir acompañado de cierto halo de nervios, estrés y cierta preocupación.
¿Cómo abordar el transporte de los muebles? ¿Mejor recurrir a amigos y conocidos o a compañías de mudanzas especializadas? ¿Cuánto cuesta una mudanza en la misma ciudad? Estas y otras muchas cuestiones pueden acudir a tu mente a la hora de abordar un cambio de casa pero debes saber que hay un amplio elenco de consejos para mudanzas que te serán de gran ayuda. ¿Tienes papel y lápiz?

objetos de una mudanza

Tipos de mudanzas: mudanzas pequeñas VS mudanzas grandes

Antes de abordar otros aspectos relativos a cómo hacer una mudanza conviene tener claro que existen diferentes tipos. Las compañías de mudanzas ofrecen servicios especializados que van desde traslados de oficinas a mudanzas internacionales, pasando por servicios de guardamuebles, mudanzas pequeñas, embalaje… Cada una de ellas requiere de unos u otros medios para llevarse a cabo y el precio varía en función de diferentes factores que abordaremos más adelante.
Una mudanza grande suele conllevar el traslado de multitud de muebles y enseres de todo tipo que, en la práctica, implican un cambio de casa integral. En estos casos, contar con un servicio de mudanzas profesional te será de gran ayuda ya que, la mayoría de las compañías especializadas, ofrecen servicios integrales en los que no solo se incluye el traslado, sino también cuestiones como el montaje y desmontaje de muebles, embalaje y, en ocasiones, hasta limpieza.
En el caso de mudanzas pequeñas, lo normal es que el número de pertenencias a trasladar sea más limitado y hay quienes optan por alquilar una furgoneta y realizarla ellos mismos. No obstante, para garantizar la integridad de tus pertenencias, nunca está demás consultar cuánto cuesta una mudanza a una empresa especializada y minimizar los riesgos.

llaves de una casa

El precio de una mudanza varía en función del volumen de mobiliario, la distancia y el tipo de embalaje, entre otros aspectos

Como decíamos, las compañías de mudanzas ofrecen todo tipo de servicios relacionados con el cambio de casa, local u oficinas. Sin embargo, a la hora de calcular cuánto cuesta una mudanza entran en juego multitud de factores que, en líneas generales, afectan a cuestiones como:

Mobiliario: El volumen y cantidad así como las tareas de montaje o desmontaje de los muebles incluidos en tu mudanza es un factor que tendrá su reflejo en el presupuesto y, aunque la horquilla de precios es variada, suele rondar una media de entre 100 y 200€.

Distancia: Si tu cambio de casa implica recorrer muchos kilómetros debes saber que la distancia es otro de los factores que incrementará el precio de tu traslado. Pero ¿cuánto cuesta una mudanza en la misma ciudad? Lo normal es que se establezca un precio por kilómetro (ronda los 0,50€) que se incrementará en el caso de cambiar de ciudad o país.

Embalaje: Los servicios de embalaje son otra de las cuestiones que has de tener en cuenta a la hora de valorar cuánto cuesta tu mudanza. No obstante, se trata de un servicio adicional que puedes obviar.

Otras cuestiones como la necesidad o no de contar con una grúa para subir o bajar las pertenencias, tener o no ascensor e, incluso, la posibilidad de tramitar permisos de ocupación de la vía pública también afectarán al coste final. En cualquier caso, si estás decidido a contratar un servicio de mudanzas, el mejor consejo es apostar profesionales y es que, ya lo dice la sabiduría popular: “lo barato, sale caro”.

Transporte de muebles: apostar por las mudanzas compartidas

¿Existen alternativas a las tradicionales compañías de mudanzas o la ardua tarea de contar con el apoyo logístico de familiares y amigos para cambiar de casa? La respuesta es sí y es que, en los últimos tiempos han proliferado fórmulas que, en línea con la creciente economía colaborativa, apuestan por mudanzas compartidas para el transporte de muebles y otros enseres entre particulares.
Sin embargo, la realidad se impone y las propias empresas ofrecen, en muchos casos, un servicio de mudanzas compartidas en las que, el cliente, paga solo la parte proporcional del precio del viaje (con el consecuente ahorro en el presupuesto final para el transporte de muebles y pertenencias) pero disfrutando de las garantías que ofrecen las compañías de mudanzas.

puertas de una casa nueva

En las mudanzas compartidas el cliente paga sólo la parte proporcional del precio del viaje

Disponibilidad plena: ¿tienes días libres por mudanza?

Seguro que has oído en más de una ocasión que hay quienes han disfrutado de unos días por mudanza y ¿sabes qué? Si estás pensando en hacer la tuya y eres trabajador por cuenta ajena, estás de enhorabuena. El Estatuto de los Trabajadores reconoce el derecho a un día libre retribuido por cambio de residencia.
Pero aún hay más, los días de mudanza pueden ampliarse en función del convenio laboral aplicable a cada trabajador e, incluso, si tienes buenas relaciones con tu empresa, podrás negociar más o menos días por mudanza.

Empaquetar: ¿cómo organizar una mudanza?

Es un aspecto clave a la hora de cambiar de casa y es que del éxito de la preparación dependerá la tranquilidad o estrés de la resolución. Pero ¿cómo organizar una mudanza? Aunque, a priori, la tarea pueda resultar abrumadora, con unos sencillos consejos te resultará más llevadera. ¡Toma nota!

  1. Establece un calendario de tareas antes de que llegue el momento de cambiar de casa
  2. Deshazte de aquello que no necesitas
  3. Identifica las cajas según la estancia y el tipo de pertenencias (salón/libros, dormitorio/textiles…)
  4. Prepara un kit de supervivencia (con todo lo imprescindible para los primeros días)
  5. Relájate y disfruta instalándote en tu nuevo hogar

¿Ya estás listo para tu cambio de casa? ¡Ánimo con la tarea!

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE
Energías alternativas vs energías tradicionales