ANTERIOR

Cómo modificar las escrituras de una vivienda

4 mins de lectura

7 mayo, 2020

¿Cómo dar de alta la luz de tu nueva casa?

4 mins de lectura

7 mayo, 2020

Uno de los primeros capítulos a abordar después de comprar una casa es el que tiene que ver con los suministros. Luz, agua, gas… Son los más habituales pero los trámites difieren sutilmente en cada caso.

Dar de alta la luz es uno de los más sencillos, de hecho, basta con ponerse en contacto con la compañía eléctrica con la que hayamos decidido contratar el suministro y podrán realizarse todos los trámites por teléfono o internet a través de la oficina virtual con la que cuentan muchas comercializadoras.

Luz en casa

Eso sí, el primer paso para dar de alta la luz de una vivienda es contar con una instalación eléctrica apropiada algo que, en el caso de viviendas de obra nueva, corre a cargo de la promotora en cuestión. Si no se dispone de ella habrá que contactar con una empresa instaladora para solicitar presupuesto y realizar la instalación, requisito indispensable para dar de alta la luz.

Qué necesito para dar de alta la luz

Para que el proceso sea tan sencillo como parece, es importante tener claros algunos aspectos sobre cómo dar de alta la luz. Lo primero que hay que diferenciar es qué casos es necesario solicitar un alta nueva la luz. La tarea afecta, básicamente, a los inmuebles en los que nunca ha existido conexión al suministro, esto es, locales o viviendas de obra nueva.

Pero también es posible tener que hacer alta nueva de luz en viviendas de segunda ocupación cuando el suministro haya sido dado de baja (por deseo expreso del titular, impago, en viviendas vacías…). Por lo general, esta situación implica una solicitud de alta de reactivación que, en función del tiempo transcurrido desde la interrupción del servicio hasta el nuevo contrato, puede resultar más económica que dar de alta la luz por primera vez.

El último de los escenarios más frecuentes son locales y viviendas de alquiler en los que el servicio está activo. En estos casos no se trata de dar de alta la luz, sino de realizar un cambio de titular para que sea el inquilino quien asuma la responsabilidad del pago o futuras reclamaciones.  

Luz en casa

Dar de alta la luz por primera vez

Entonces, ¿cómo dar de alta la luz por primera vez? Como decíamos líneas atrás, lo primero es comprobar si la vivienda cuenta con acometida eléctrica y una instalación que permita contratar el suministro. En este sentido, también debemos disponer del Boletín Eléctrico (documento en el que aparece toda la información de la instalación eléctrica de la vivienda).

A partir de ahí sólo habrá que contactar con la comercializadora y aportar la siguiente documentación:

  • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS)
  • Dirección para la que se solicita el alta de la luz
  • Potencia a contratar
  • Datos personales de quien se convertirá en titular del contrato
  • IBAN, cuenta corriente donde se domicilian los recibos

Qué potencia contratar

Aclarado cómo dar de alta la luz, otra de las dudas frecuentes que asaltan a cualquier usuario es qué potencia de luz contratar. La cuestión no es baladí ya que la decisión afectará directamente a las facturas.

Luz en casa

La potencia contratada determina el coste del término de potencia, un concepto que se paga en cada factura con independencia de que no se haya producido consumo alguno durante el período en cuestión.

Por eso, al dar de alta la luz es importante pensar en nuestras necesidades reales de consumo y en base a ellas, determinar qué potencia de luz contratar. Ahora bien ¿cómo calcularlo? El asesoramiento de un experto es la manera más profesional de saber qué potencia de luz contratar, aunque existen otras fórmulas que no implican gasto alguno.

Muchos comparadores de tarifas y comercializadoras ponen a disposición de los usuarios calculadoras de potencia eléctricas online, que hacen lo mismo pero gratis y sin necesidad de lápiz y papel.

Cuánto tarda la compañía en dar de alta la luz

Por lo general, el trámite no suele durar más de una semana desde que la distribuidora autoriza el nuevo punto de suministro. Eso sí, los plazos pueden dilatarse en la fase previa, esto es, la que tiene que ver con la solicitud del alta, sobre todo, si no tenemos controlados los requisitos y documentos de la contratación del suministro.

Para agilizar la tarea de dar de alta la luz recuerda tener lista toda la documentación antes de contactar con la comercializadora. Una que ésta disponga de todos los datos, pasará la información a la distribuidora que una vez verificará que todo está en orden, instalará el contador de la luz y autorizará el suministro en un plazo de entre 5 y 7 días hábiles.

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE

¿Qué impuestos debes pagar al vender tu vivienda?