Metrovacesa - Casas de una planta o casas de dos plantas ¿cuál comprar?

Noticias Sectoriales

Casas de una planta o casas de dos plantas ¿cuál comprar?

Unas y otras construcciones ofrecen ventajas e inconvenientes y la elección depende, en buena medida, de las necesidades particulares de cada uno.

Cada persona concibe la casa de sus sueños con unas características singulares. Amplias casas de dos plantas en medio de la montaña, coquetos apartamentos en el corazón de una gran urbe, casas de una planta con terreno para poner un huerto… Pero la exclusividad del diseño no responde, únicamente, a una cuestión de gustos. En muchas ocasiones, la tarea de elegir entre casas de dos plantas o casas de una sola planta viene determinada por las necesidades de sus ocupantes.

¿Crees que sería práctico tener que subir escaleras teniendo una movilidad reducida? Y, en caso de una familia numerosa, ¿ves práctico que todos sus miembros convivan en una misma planta o, por el contrario, consideras que la intimidad se puede ver comprometida? Las viviendas de dos plantas son siempre tentadoras pero, antes de decantarte o no por ellas, es importante tomar tierra y analizar pros y contras para no hacer una inversión desafortunada.

Y no es que un soltero no pueda disfrutar de las bondades de las casas de dos plantas. Ni siquiera que una familia con muchos hijos no tenga cabida en casas de una planta. Se trata, más bien, de ser realistas y pensar en que, para que una casa (tenga los niveles que tenga) sea un auténtico hogar, debe responder a criterios de funcionalidad y estética que se ajusten a tus necesidades.

¿Por qué comprar casas de una sola planta?

Apostar por casas de una planta no significa, necesariamente, renunciar a espacios generosos y llenos de encanto. De hecho, son muchas las ventajas de comprar casas de una sola planta. Entre las más populares está, por ejemplo, la accesibilidad. Las escaleras pueden constituir un hándicap para personas mayores o de movilidad reducida e, incluso, un riesgo si tienes hijos pequeños. Al no disponer de ellas en este tipo de construcciones, no solo te ahorrarás quebraderos de cabeza sino que, además, ganarás espacio.

Pero aún hay más. Su coste suele ser más reducido y el mantenimiento, las posibilidades de ampliación o la relación con el exterior (en el caso de modelos de casas de una planta con jardín en forma de bajos con viviendas unifamiliares), completan sus atractivos.

 

Modelos de casas de una planta

Dicen que para gustos los colores y, a la hora de elegir la construcción ideal, existen multitud de modelos de casas de una planta. En contra de lo que pueda parecer, estas viviendas resultan de lo más versátil e, incluso si no encuentras tu ‘versión ideal’, una reforma puede ayudarte a cincelar con precisión de artesano sus interiores.

Con uno, dos, tres dormitorios; con o sin terraza;  bajos con jardín, casas unifamiliares, adosadas… Un rápido vistazo al mercado inmobiliario será suficiente para que conozcas la amplia variedad de modelos de casas de una planta a tu disposición. Eso sí, muchas de estas construcciones comparten un rasgo común que, en los últimos tiempos se ha convertido en toda una tendencia: los diseños de planta abierta.

La integración de los espacios permite optimizar al máximo la superficie disponible. Del mismo, modo esa ausencia de paredes mejorar notablemente la percepción espacial de los interiores de las casas de una sola planta con independencia de sus dimensiones.

Casas de dos plantas: ventajas

¿Seducido por las bondades de las casas de una planta? Aunque no son pocas, antes de decidirte, déjanos contarte algunas de las ventajas de las casas de dos plantas. La más interesante (y evidente) es la espacialidad. En el caso de modelos de casas de dos plantas de tipo unifamiliar, partiendo de la misma superficie construida que una de un solo nivel, ocupan menos de modo que son una solución ideal para parcelas de pequeñas dimensiones.

Este tipo de construcciones abren un universo de posibilidades ya que, no solo permiten crear juegos espaciales en el interior y el exterior sino que, además, son más flexibles a la hora diseñar los volúmenes exteriores. Las vistas, la luminosidad, un extra de intimidad y esa riqueza arquitectónica que les confiere el hecho de tener varios niveles completan el catálogo de ventajas de las casas de dos plantas.

Modelos de casas de dos plantas

Al contrario que las casas de una planta, los modelos de casas de dos plantas están abiertos a un sinfín de interpretaciones. Viviendas pequeñas de dos plantas, dúplex urbanos, casas de dos plantas con piscina y jardín… Y eso solo en términos de construcción porque, si hablamos de diseño, las hay para todos los gustos. De estilo rústico y revestidas en piedra, modernas con fachadas de cristal, modulares, de hormigón… El abanico es inmenso.

En el interior, también se aprecia esa variedad de modelos de casas de dos plantas. Muchas de ellas reservan la planta baja a los espacios destinados a la zona de día y el nivel superior a la zona de descanso protagonizada por los dormitorios. No obstante, en otros modelos de casas de dos plantas también hay quienes optan por desarrollar todo el programa de la vivienda en la planta principal y reservar la superior a espacios multifuncionales, despacho o similares; e, incluso, dependiendo de las dimensiones, también es posible encontrar modelos de casas de dos plantas con usos combinados en uno y otro nivel.

¿Listo para elegir entre casas de una planta o casas de dos plantas?

 

Anterior: viviendas en Barcelona