ANTERIOR

5 Trucos para mantener el orden en casa

5 mins de lectura

17 enero, 2020

¿Cómo reciclar en casa de forma sencilla?

5 mins de lectura

17 enero, 2020

Desde contenedores de reciclaje caseros hasta bolsas para reciclar en casa son muchas las maneras en las que trasladar el hábito del reciclaje al hogar

“No tengo espacio suficiente en la cocina”, “Ya reciclan otros”, “Total, si luego lo mezclan todo”, ¿te suena? Seguro que en más de una ocasión has escuchado frases como estas o similares y es que, aunque cada vez son menos frecuentes, aún sigue habiendo multitud de excusas para disculpar la falta de conciencia medioambiental.

Sin embargo, dar respuesta a cómo reciclar en casa no es una cuestión de espacio sino, más bien, de actitud. Por raro que pueda parecer, un simple gesto puede traducirse en grandes beneficios para el planeta o, como diría el saber popular: “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”. De modo que, si aún no sabes cómo reciclar en casa, pero estás decidido a emprender el camino hacia un hogar más sostenible, manos a la obra.

Reciclar en casa: un hábito saludable

La falta de espacio es uno de los hándicaps que más se repiten a la hora de reciclar en casa, pero lo cierto es que “querer es poder”. Hay multitud de alternativas para instalar e, incluso, crear contenedores de reciclaje caseros con los que facilitar la tarea, aunque sin duda el primer paso es adoptar el hábito de reciclar, algo que ya han conquistado multitud de hogares.

Así lo reflejan las tendencias de reciclaje que, por lo general, invitan al optimismo. Según los datos de Ecoembes, España ocupa el sexto país de Europa en lo que a cantidad de basura reciclada en los hogares se refiere algo que, en cifras, se traduce en una tasa de reciclaje de los envases de plástico, latas y briks y los envases de papel y cartón del 78,8%.

¿Cómo reciclar en casa salvando cualquier obstáculo? ¿Qué beneficios tiene el compromiso medioambiental de los ciudadanos de a pie? Lo cierto es que un cambio de hábitos y unos contenedores de reciclaje caseros son suficientes para empezar. A partir de ahí, los beneficios del reciclaje son de lo más amplios. Desde una repercusión económica directa en puestos de trabajo hasta la reducción de la contaminación, pasando por el ahorro de agua, materias primas o energía, las ventajas de reciclar en casa son de lo más variopintas.

Tipos de cubos para reciclar en casa

Una vez interiorizado el hábito del reciclaje, el siguiente paso para completar con éxito la tarea pasa por contar con los ‘aliados’ apropiados. Tener cubos para reciclar en casa de diferentes colores es lo ideal aunque, si el espacio es un problema, hay alternativas.

Sustituir la tradicional bolsa por varias en un mismo cubo puede ser una buena solución, como también lo es adaptar un armario o un cajón con cubos extraíbles, colocar un único cubo con distintos compartimentos y hasta optar por bolsas para reciclar en casa que, una vez llenas, puedas vaciar directamente en los diferentes contenedores.

Eso sí, hay que tener claro cuáles son los restos a depositar en cada recipiente para reciclar en casa correctamente. Papel y cartón, envases, vidrio, restos orgánicos… ¡Manos a la obra!

¿Cómo reciclar plástico en casa?

El contenedor amarillo es uno de los más concurridos, no en vano, en él se depositan envases de plástico, bricks y latas. ¿Cómo reciclar plástico en casa y minimizar el impacto de un material que puede tardar hasta 700 años en degradarse? Tan sencillo como apostar por las tres ‘R’: reducir, reciclar y reutilizar.

¿Cómo se recicla el papel?

Revistas, periódicos, cajas de zapatos, papel de regalo… No hay muchas dudas al respecto de cómo se recicla el papel, tal vez por eso, sea uno de los materiales que arroja mejores cifras. Ni siquiera es necesario tener contenedores de reciclaje caseros para él. Puedes aprovechar la propia caja a reciclar para ir depositando más papel, desmontar las sucesivas o llevarlo todo al contenedor azul cuando vayas a por el pan y ¡voilà! Alargarán su vida útil contribuyendo a cuidar el planeta.

¿Cómo reciclar aceite?

Aunque cada vez sean más habituales los contenedores para reciclar aceite, su reutilización lleva practicándose décadas. Desde jabones, hasta detergentes, pasando por cremas y hasta protectores de muebles han sido muchas las nuevas vidas que se le ha dado durante años al aceite usado.

Aunque, si eres poco amigo de la cosmética o los productos naturales Do it yourself, basta con almacenarlo y depositarlo en los contenedores para que otros terminen lo que tú has empezado a reciclar en casa.

¿Cómo reciclar latas?

Como decíamos líneas atrás, este tipo de residuos van al contenedor amarillo, aunque incluso en el hogar puedes darles una nueva vida. ¿Has oído hablar del upcycling design? Se trata de dar un uso diferente al original a objetos que, en principio, terminarían en la basura.

Palets reconvertidos en jardines verticales, botellas de vidrio hechas lámparas… Pero ¿cómo reciclar latas más allá del contenedor amarillo? Desde botes para los lápices de colores de tus pequeños, hasta maceteros originales para tus aromáticas hay mucho donde elegir.

¿Se puede reciclar orgánico en casa?

Reciclar en casa permite alargar la vida útil de productos y materiales al tiempo que ayudar a preservar los recursos naturales del planeta, pero en el caso de los residuos orgánicos podemos ir un poco más allá. Si bien es cierto que en plena vorágine de la sostenibilidad han aparecido en escena los nuevos contenedores marrones ¿sabías que reciclar orgánico en casa también puede ayudarte a mejorar la salud de tus plantas? El compostaje doméstico gana adeptos y es una de las alternativas para reciclar orgánico en casa con muchos beneficios para flores.

Sean cuales sean los contenedores de reciclaje caseros que emplees, el espacio que destines a tus sistemas para reciclar en casa o la nueva vida que le des a tus materiales condenados a la basura, lo importante es empezar. ¿Te apuntas?

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE

Termostato inteligente: ventajas y principales modelos del mercado