ANTERIOR
¿Cómo decorar una terraza pequeña?

6 mins de lectura

20 mayo, 2019

Gimnasio en casa: ¿cómo crear un gimnasio casero?

6 mins de lectura

20 mayo, 2019

Un poco de ingenio y algo de voluntad serán suficiente para que puedas hacer ejercicios diarios en casa

Cualquier momento es bueno para empezar a ponerse en forma. Eso sí, aunque sobran los motivos para sucumbir a la vida sana, no faltan excusas de todo tipo para renunciar a ‘calzarse’ las zapatillas y salir a correr, por ejemplo. Incluir en el diseño de tu hogar un gimnasio casero puede ser la mejor manera de resolver el dilema. Con algo de creatividad y buenas dosis de compromiso, hacer ejercicios diarios en casa te resultará tan cómodo que no podrás resistirte a las bondades de la ‘healthy life’.

Pero ¿cómo hacer ejercicio en casa? Si dispones de espacio suficiente, solo tendrás que equipar tu gimnasio casero adecuadamente aunque, si lo que buscas es algo más sencillo, bastará con elaborar una rutina de ejercicios para hacer en casa que puedas hacer con independencia de sus dimensiones.

¿Te seduce la perspectiva de montar un gimnasio en casa? Ideas para hacerlo hay muchas, así que saca papel y lápiz porque hemos preparado una guía rápida para plantar cara a las excusas y caer rendido a la tarea de ponerse en forma sin salir del hogar.

gimnasio en casa

¿Dónde montar mi gimnasio en casa?

Esta es una de las primeras preguntas a las que habrás de enfrentarte y es que, elegir bien la ubicación es una de las cuestiones básicas a la hora de montar un gimnasio en casa. No obstante, no es solo una cuestión de espacio. Antes de empezar a invertir en material para hacer ejercicio en casa debes tener en cuenta otros aspectos.

Una buena ventilación, por ejemplo, es imprescindible, sobre todo, si tenemos en cuenta que el escenario debe invitar a la práctica deportiva y no complicarla. Además, si estás pensando en diseñar una rutina de ejercicios para hacer en casa que incluya saltos o levantamiento de objetos, la altura del techo también es un factor a tener en cuenta.

Y es que, una de las ventajas de disponer de un gimnasio casero es que te brinda la posibilidad de aprovechar mejor tu tiempo y sentirte libre para hacer lo que más te gusta sin la presión de verte rodeado por un montón de gente. Lo ideal, por tanto, a la hora de montar un gimnasio en casa, es que el espacio se adapte a tus necesidades. Una terraza cerrada, una habitación desaprovechada, un espacio en el dormitorio y hasta el salón comedor si hablamos de montar un gimnasio pequeño en casa pueden convertirse en tu particular centro fitness.  gimnasio casero

Esta es una de las primeras preguntas a las que habrás de enfrentarte y es que, elegir bien la ubicación es una de las cuestiones básicas a la hora de montar un gimnasio en casa

¿Qué precauciones debo tomar antes de montar un gimnasio pequeño en casa?

La proporcionalidad será tu mejor aliada a la hora de montar un gimnasio pequeño en casa, sobre todo, si el espacio en cuestión no es demasiado generoso. Por eso, una de las precauciones que debes tomar es medir bien la superficie disponible y tomarte tu tiempo antes de liarte a comprar máquinas de gimnasio para casa que, una vez desembaladas, no encuentren ubicación.

Pero además de propiciar la movilidad en tu gimnasio casero (y de paso ahorrarte algunos euros en material innecesario), es importante que te asegures de que la habitación elegida está correctamente aislada y, en caso contrario, tratar de montar tu gimnasio pequeño en casa en una habitación que esté lo más alejada posible, por ejemplo, de las habitaciones de los niños e, incluso, zonas que linden con los dormitorios de tus vecinos. Así no tendrás que preocuparte de los ruidos y podrás ver la tele o escuchar música mientras realizas tus ejercicios diarios en casa.

El suelo es otro capítulo en el que no debes escatimar en precauciones. Primero, porque puede ayudarte a amortiguar los ruidos y, segundo, porque debes protegerlo adecuadamente del peso de tus máquinas de gimnasio para casa. Las esterillas y colchonetas son un recurso práctico en este sentido que, no solo te brindarán un material perfecto para apoyar todo el material, sino que te brindarán una superficie apropiada para realizar tu rutina de ejercicios en tu gimnasio pequeño en casa.

¿Qué material necesito para hacer ejercicio en casa?

¿Eres de los que descarta la idea de montar un gimnasio casero porque crees que implica una gran inversión en máquinas de ejercicio para casa? Pues ha llegado el momento de abandonar esta postura. No es solo que existan múltiples opciones para diseñar una rutina de ejercicios para hacer en casa que no requiera de grandes desembolsos sino que, dado el auge del universo fitness, el mercado ofrece un sinfín de alternativas en términos de material para hacer ejercicios en casa.

Lo primero que debes pensar es qué es lo que quieres conseguir. ¿Te gustaría empezar por unas clases de yoga? ¿Preparar tu próximo duatlón? ¿Tonificar los músculos de cara a la época estival? Hay muchas maneras de ponerse en forma y, en consecuencia, multitud de máquinas de gimnasio para casa que puedes (o no) incorporar a tu gimnasio casero.

mancuerna entrenamiento en casa

Unas zapatillas y ropa cómoda formarán parte de tu outfit habitual si te decides a entrenar sin salir del hogar. A partir de ahí, las máquinas de ejercicio para casa que elijas dependerán de tus gustos y necesidades aunque, si no tienes mucho espacio, lo ideal es apostar por recursos fáciles de guardar a los que, en cualquier caso, habrás de buscar ubicación.

La esterilla es todo un clásico de cualquier gimnasio casero, un elemento asequible y extraordinariamente versátil que te servirá de escenario para multitud de rutinas de ejercicios para hacer en casa. Lo mismo ocurre con la llamada fitball, la popular pelota de pilates, que lo mismo podrás incorporar al capítulo de material para hacer ejercicio en casa que al mobiliario de tu despacho (muchos expertos la recomiendan como alternativa a las sillas de escritorio).

Las bandas elásticas o la cuerda de saltar, las mancuernas, una barra de dominadas y un banco reclinable son otros recursos perfectos para montar un gimnasio pequeño en casa. No obstante, si el espacio no es un problema, las bicicletas de spinning, la bici elíptica, las llamadas jaulas o las cintas de correr son algunas de las máquinas de gimnasio para casa más populares. ¿Cuál prefieres tú?

Una de las precauciones que debes tomar es medir bien la superficie disponible y tomarte tu tiempo antes de liarte a comprar máquinas de gimnasio para casa que, una vez desembaladas, no encuentren ubicación.

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE
¿Qué son las piscinas de arena?