ANTERIOR

Personal shopper inmobiliario: un profesional para hacer la mejor compra inmobiliaria

5 mins de lectura

14 septiembre, 2020

Distribución de la cocina ¿cuál elegir?

5 mins de lectura

14 septiembre, 2020

Dentro de todo hogar la cocina ocupa un lugar de excepción. Si durante años fue una estancia relegada a un segundo plano, dada su naturaleza de servicio, hoy en día se ha convertido en punto neurálgico de la actividad de la vivienda. Ya no solo se trabaja en su interior. Sus paredes encierran grandes momentos que adoptan formas muy diversas.

Desde un rápido desayuno para intercambiar las últimas directrices del día, hasta un informal encuentro con amigos mientras terminamos de preparar la cena, pasando por cafés cómplices, tardes de deberes… Todo tipo de situaciones tienen cabida en su interior. Para que unas y otras tengan se conviertan en realidad, la distribución de la cocina juega un papel clave y es que, en la actualidad, hay tantas posibilidades como gustos de los usuarios.

Distribuciones de cocina ¿cuál es la mejor?

La funcionalidad marca, en muchas ocasiones, la idoneidad de uno u otro diseño de cocina. Sin embargo, no todo tiene que ver con el carácter práctico de este espacio, ni siquiera con la estética y acabados del mobiliario. Incluso, es posible que la tarea de elegir la mejor distribución de la cocina competa también a otras estancias, no en vano, cada vez es más frecuente encontrar diseños de planta abierta que abogan por la eliminación de las paredes y la integración de los espacios.

Distribución de la cocina

Sea como sea, hay ciertas recomendaciones básicas que nos ayudarán a discernir si lo que necesitamos es una distribución de cocina con isla central, mejor una cocina en paralelo o lo más indicado es una distribución de cocina en U. El primer paso es tener claro qué esperamos de este espacio y valorar si implica hacer reforma en casa, por lo que realizar un boceto de la estructura ideal puede ser de gran ayuda.

Con las medidas claras será el turno de la elaboración del esquema de la distribución de la cocina. Abordarlo implica tener presentes las dimensiones, pero también el llamado triángulo de trabajo formado por la zona de cocción, lavado y preparación de alimentos y almacenaje. Garantizar la movilidad entre unas y otras de un modo cómodo es fundamental para la operatividad, pero hay muchas maneras de configurarlas.

Distribución de cocina en L

Es, sin duda, una de las más populares y es que se adapta bien tanto a cocinas grandes como pequeñas. La clave de su éxito radica en que emplea dos paredes para distribuir el triángulo de trabajo liberando así el resto del espacio. Esto supone, por ejemplo, que muchos diseños con distribución de cocina en L incluyen, además, comedores auxiliares para añadir un extra de funcionalidad.

Cocina lineal

Al contrario que la distribución en L, la distribución de cocina lineal se limita a ocupar una única pared. Lo que, a priori, pudiera considerarse un hándicap es en realidad su mayor ventaja para aprovechar al máximo las dimensiones de una estancia alargada y estrecha o, incluso, apostar por un diseño de cocina oculta integrada con el salón. Colocar la zona de fregadero en el centro es una manera de dotarla de una mayor funcionalidad en términos de trabajo, aunque, eso sí, garantizando siempre la distancia con el área de cocción.

Cocinas con isla

Distribución de la cocina

Las famosas cocinas americanas han sabido hacerse un hueco en el interior de multitud de hogares, tanto es así que hoy son muchos los que apuestan por diseños open concept en los que, una distribución de cocina con isla central permite integrar visualmente los espacios. Pero el atractivo de este tipo de diseños va más allá.

Se trata de cocinas que cuentan con una pieza central que, por lo general, es la que alberga la zona de cocción y lavado. Muchas incorporan mostradores a modo de comedor auxiliar e, incluso, soluciones de almacenamiento que complementan el resto del mobiliario. Este tipo de diseño es perfecto para la integración de ambientes, pero, si no tienes en mente prescindir de las paredes, conviene tomar medidas antes de decidirte a incorporar una isla de cocina.

Cocinas en paralelo

Pero si hablamos de eficiencia en el trabajo, una cocina en paralelo es la opción preferida por muchos chefs amateur. Se trata, básicamente, de aprovechar al máximo las posibilidades que ofrece el espacio disponiendo tanto el triángulo de trabajo como las soluciones de almacenamiento en ambos planos de la cocina. Sería algo así como tener dos cocinas lineales en una, pero con un único fregadero y zona de cocción.

La clave para acertar con este diseño es garantizar que el espacio entre ambas caras de la cocina sea suficiente para garantizar la movilidad y, cómo no, la apertura de muebles, cajones y electrodomésticos.

Distribución de cocina en U

Distribución de la cocina

Ideal para superficies cuadradas la distribución de cocina en U nunca pasa de moda. En este caso se utilizan tres de las cuatro paredes que suelen delimitar la cocina y, como ocurre con las cocinas en paralelo, estas son altamente funcionales creando un triángulo de trabajo, prácticamente, perfecto.

Eso sí, si el espacio es especialmente reducido, tal vez no sea la distribución de cocina más indicada ya que, en todo caso, a la hora de elegir hay que tratar de garantizar siempre una buena movilidad interior.

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE

Consejos antes de instalar una piscina desmontable