Metrovacesa - Tipos de iluminación en el hogar

Noticias Sectoriales

Tipos de iluminación en el hogar

Conseguir el ambiente perfecto tiene mucho que ver con la iluminación interior elegida y lo mismo ocurre con la iluminación de jardines y exteriores.

A menudo caemos en el error de pensar que el diseño y la decoración de interiores de una casa es patrimonio exclusivo de colores, texturas o materiales. Los objetos físicos, ya sea en forma de accesorios, tapicerías revestimientos, tienen un peso incuestionable a la hora de crear la atmósfera ideal. Sin embargo, hay un capítulo de extraordinario potencial con aplicación práctica tanto en interiores como exteriores: la iluminación del hogar.

La luz es uno de los recursos más valiosos que puedes emplear en el interiorismo de tu casa. Su dimensión funcional la convierte en un elemento esencial para cualquier habitación y es que, no es lo mismo la iluminación para baños, que para dormitorios o cocinas, por ejemplo. Pero hay más. Para dar con la combinación más apropiada debes saber que existen diferentes tipos de iluminación que, por norma, se dividen en general, puntual y ambiental o decorativa.

Además, dentro de la iluminación del hogar existen luces directas, indirectas, versiones ‘semi’ de ambas y hasta luces difusas proporcionadas por otras tantas fuentes de luz. ¿Cómo elegir los tipos de iluminación más apropiados? Aquí tienes algunas ideas básicas.

Iluminación interior

Iluminación para el dormitorio

La iluminación para el dormitorio debe responder a su naturaleza relajante. Aunque, en ocasiones, es posible prescindir de la luz general, entre los diferentes tipos de iluminación que puedes elegir, lo mejor es combinar varios de ellos. Unos apliques de pared con iluminación indirecta y funcional, una lámpara de pie y, cómo no, una buena entrada de luz natural para completar la iluminación para el dormitorio.

Iluminación para cocinas

Hace tiempo que esta habitación de la casa dejó de ser un espacio única y exclusivamente pensado para el trabajo. Sin embargo, debes tener en cuenta ese carácter práctico para dar con la mejor iluminación en la cocina. Hay multitud de tipos de iluminación que puedes incorporar pero lo fundamental es que no falten soluciones para las zonas de trabajo (ya sea lámparas colgantes sobre una isla, luces led bajo el mobiliario…) y una buena iluminación general.

Iluminación para el salón

Considerado el epicentro de la casa, el salón ofrece innumerables posibilidades en términos de iluminación del hogar, tantas como situaciones puede albergar. ¿Vas a disfrutar de un momento de relax? Entonces la iluminación para tu salón debe incluir lámparas de pie, luces regulables en intensidad y una perfecta combinación de sistemas de iluminación directa e indirecta. ¿Suele ser el escenario de grandes celebraciones familiares? Elige unas bonitas lámparas colgantes como parte de la iluminación para el salón y asegúrate de que brille con luz propia ante tus invitados.

Si, por ejemplo, tienes una pared decorada con cuadros, revestida con un material singular, o algún rincón especial, una buena manera de realzar su contribución a la estética de tu salón es apostar por una iluminación decorativa y funcional.

Iluminación para baños

Como en el caso de la cocina, este tipo de habitaciones tienen una doble dimensión. No solo han de responder a su naturaleza práctica, sino también resultar inspiradoras. Contar con una buena fuente de luz natural en el capítulo de iluminación para baños e, incluso, añadir unas velas puede ayudarte con esto último.

Sin embargo, para que resulte funcional, los tipos de iluminación más populares son general y puntual. Un espejo retroiluminado, unos empotrados en la zona de la ducha y una lámpara que proporcione una buena iluminación general para el baño pueden ser todo lo que necesitas para conseguir el tándem ideal.

Iluminación exterior

La iluminación del hogar no se limita a las estancias interiores. Para sacar el máximo partido a tus espacios al aire libre, ya sean terrazas, patios o jardines, has de prestar atención al capítulo de la iluminación exterior. ¿Imaginas lo que sería disfrutar de una barbacoa en el porche sin que esos faroles iluminaran la mesa? ¿O darte un baño en la piscina sin más luz que la que, con suerte, te brinde la luna en una noche estival?

Además, la iluminación exterior no solo te permitirá optimizar la funcionalidad de estos espacios sino que puede convertirse en un elemento que aporte seguridad a tu hogar. De hecho, el mercado ya ofrece sistemas de simulación de presencia controlados a través de instalaciones domóticas.

Iluminación para jardines

Al igual que ocurre con la iluminación interior, los tipos de iluminación para exteriores responden tanto a la dimensión práctica como estética de estos espacios. Pero ¿cómo encontrar la mejor combinación? Lo ideal es analizar los diferentes elementos presentes y, a partir de ahí, plantear una iluminación para jardines que potencie los puntos fuertes de cada uno de ellos.

Si cuentas, por ejemplo, con un comedor exterior o un cenador, por ejemplo, puedes colocar unos faroles o guirnaldas de luces coquetas para que, al tiempo que ambientas la escena, puedas aprovecharla cuando corresponda. En el caso de patrios grandes, tampoco está de más contar en la iluminación del jardín con alguna farola o, incluso, luces enterradas o antorchas led para escaleras o senderos. Hay un amplio abanico de opciones para todos los gustos y bolsillos aunque, si no lo tienes claro, conviene dejarse asesorar por los profesionales.

Anterior: viviendas en Barcelona