ANTERIOR
¿Qué es la calefacción radiante?

7 mins de lectura

4 marzo, 2019

Top 10 estilos de decoración

7 mins de lectura

4 marzo, 2019

Colores, materiales, muebles… Descubre cómo vestir tus interiores según el estilo de decoración que mejor se adapte a tus gustos

A la hora de elegir la vivienda ideal cuestiones como la ubicación, calidades, precio o acceso a servicios son factores que ocupan las primeras posiciones a considerar. Sin embargo, convertir una casa en un auténtico hogar está estrechamente relacionado con el proyecto de interiorismo que traslades a sus estancias. La función principal de un decorador de interiores tiene que ver, precisamente, con la idea de añadir un valor estético a los espacios dotándolos de calidez y una impronta personal.

Alcanzar el equilibrio entre funcionalidad y atractivo dependerá, no solo de dar con la distribución más acertada, sino también de los materiales, texturas, colores, muebles y accesorios elegidos, opciones todas ellas, íntimamente ligadas a los diferentes estilos de decoración. ¿Buscas la belleza de la sencillez que revelan los interiores de estilo escandinavo? ¿La calidez que aporta la tradición en ambientes de estilo rústico? ¿O eres más de estar al día de las últimas tendencias?

Estilo clásico en decoración: ¿En qué consiste?

En contra de lo que pueda parecer el estilo clásico sobrevive al paso del tiempo. Hablamos de ambientes elegantes y sofisticados en los que, junto a un protagonismo de los colores suaves (beige, blanco, ocres…), encontramos estampados florales o a rayas en tapicerías y textiles de seda, terciopelo, cretonas…

El mobiliario es otro de los aspectos más representativos del estilo clásico en decoración. Las propuestas incluyen piezas generosas en dimensiones, fabricadas en maderas nobles como el roble, el cerezo o la nogal, salpicadas de detalles metálicos o bronce.

Estilo romántico: ¿Cómo es?

Si eres de los que apuesta por interiores tiernos, cálidos y acogedores, el estilo romántico es para ti. En este tipo de propuestas la decoración aboga por el uso de tonos claros, pasteles o estampados florales como principales señas de identidad. Tampoco faltan los muebles de madera (aunque no son imprescindibles).

Adornos sencillos en forma de zócalos o molduras, así como en elementos tales como espejos, marcos de fotos o cojines, te ayudarán a darle ese estilo romántico tan delicado y sofisticado a tu decoración.

Estilo industrial: características decorativas

Surgido a mediados del siglo pasado al albor de la reconversión de viejas fábricas en modernos lofts, el estilo industrial ha sabido ganarse un hueco entre los más demandados. ¿La clave de su atractivo? Principalmente la desnudez de los materiales (apreciable en paredes de ladrillo visto, por ejemplo), la arquitectura a la vista (en forma de tuberías, vigas o columnas de hierro, entre otros) o la presencia de materiales como el cuero, la madera sin tratar o el hormigón son algunas de las características decorativas del estilo industrial.

Si estás pensando en vestir tus interiores con este estilo de decoración, no olvides incluir piezas icónicas en el mobiliario, grandes lámparas de metal o bombillas a la vista y, siempre que te sea posible, apostar por espacios open concept, es decir, sin paredes que los separen.

Alcanzar el equilibrio entre funcionalidad y atractivo dependerá, no solo de dar con la distribución más acertada, sino también de los materiales, texturas, colores, muebles y accesorios elegidos, opciones todas ellas, íntimamente ligadas a los diferentes estilos de decoración.

Estilo retro: ¡decoración a la moda con los clásicos!

Dicen que los clásicos nunca mueren y algo así defiende el estilo retro, una decoración funcional que derrocha carácter en la que, piezas inspiradas en el pasado visten los ambientes de rabiosa actualidad. La energía recorre los interiores decorados con este estilo en los que no faltan muebles sobrios, contrastes cromáticos o estampados florales y geométricos. Junto a ellos, las líneas curvas recorren los ambientes envolviendo a todo aquel que no tema a caer rendido a sus encantos.

Estilo rústico: un toque natural en la decoración de tu casa

¿Eres de los que recuerda con nostalgia aquellos veranos eternos en casa de los abuelos? Seguro que reconoces las claves del estilo rústico en las antiguas casas de pueblo pero, lejos de quedar relegado al olvido, esta tendencia es perfecta para dotar a tus interiores del encanto de la tradición.

Madera, piedra, cerámica, fibras naturales como la lana, el lino o el algodón, muebles antiguos… Todos ellos están muy presentes en diseños capaces de destilar la calidez más natural.

Estilo bohemio: ¿cuáles son sus puntos fuertes en decoración?

Más conocido como boho chic, el estilo bohemio es vibrante y singular. Para trasladarlo a tus interiores lo primero es tener claro que necesitas una base neutra en paredes y suelos para llenarla de color a través de textiles, alfombras, cojines…  Y es que la paleta cromática es uno de los puntos fuertes de esta decoración vitalista que, por otro lado, te permite incluir todo tipo de recursos con motivos étnicos, muebles vintage y, cómo no, cualquier elemento fabricado en materiales naturales, cristal, cerámica…

Estilo minimalista: ¡pura elegancia decorativa!

Seguro que has oído en más de una ocasión aquello de ‘menos es más’ y, en materia de estilos de decoración’ el minimalismo hace suyo este mantra para vestir los interiores con la elegancia de la sencillez.

Dicho de otro modo, si quieres decorar tu casa con estilo minimalista apuesta por despejar los ambientes, elegir un mobiliario de líneas sencillas en tonos claros, prescindir del exceso en la ornamentación y dejar que la luz inunde cada rincón.

Estilo oriental: una decoración tendencia

El exotismo es una de las señas de identidad del estilo oriental, una corriente convertida ya en tendencia dentro de la decoración de interiores. Con una paleta cromática basada en el uso de tonos claros, estos ambientes son reconocibles en el uso de materiales propios de la cultura oriental, desde el bambú a la piedra pasando por el papel de arroz o el mimbre. Además, no es extraño aplicar criterios Feng Shui para diseñar interiores de estilo oriental.

Estilo escandinavo: claves en decoración

Comparte con el estilo minimalista el gusto por la sencillez pero, al contrario que este, el estilo escandinavo es rico en matices. Si estás pensando en recuperar para tus interiores la estética propia de las viviendas de los países del norte de Europa debes saber que cuestiones como la luz natural, el color blanco en paredes y mobiliario o la madera, no pueden faltar.

Otras de las claves de la decoración de estilo escandinavo es el uso de patrones geométricos (en alfombras, textiles…) y, más recientemente, la incorporación de nuevos materiales como el cobre o el latón, eso sí, en pequeñas dosis.

Estilo nórdico en decoración: ¿cómo sacarle todo el partido?

Es una de las tendencias más de moda y es que, buena parte de su encanto tiene que ver con el hecho de disfrutar de las pequeñas cosas. La decoración hygge es uno de los máximos exponentes del estilo nórdico en decoración aunque, más allá de su dimensión estética, esconde toda una filosofía de vida. ¿Cómo sacarle el máximo partido? Tan sencillo como convertir tu bienestar en el centro haciendo que sean las personas y no las cosas las que primen en cualquier ambiente.

Un sofá que no solo sea atractivo sino que, principalmente, sea cómodo; colores delicados como el beige, los marrones o los pasteles para paredes, muebles y textiles; objetos decorativos que inspiren felicidad como una instantánea de las últimas vacaciones… Todos estos detalles te ayudarán a trasladar a tus interiores buena parte de los preceptos del estilo nórdico aderezado con un toque de felicidad.

¿Cuál de estos estilos de decoración es el que mejor refleja tu personalidad?

El minimalismo consiste en vestir los interiores con la elegancia de la sencillez

Artículos relacionados

Accede en este apartado a todas las noticias de actualidad de metrovacesa
SIGUIENTE
¿Qué es el internet de las cosas?